El lado oscuro de Internet


El lado oscuro de Internet

Hoy les voy a comentar en esta sección de seguridad informática algunas características de la Internet Oscura o darknet, poco conocida y ámbito natural de ciberdelincuencia.

seguridad informatica lado oscuro de Internet

La Red Oscura

Se estima que el 96% de internet forma parte de la llamada deepweb, es decir, cualquier parte de la red que no se encuentra en los cauces comunes de tráfico de los usuarios. Pueden ser archivos temporales, formularios, o metadatos generados por los usuarios. Pero hay una parte de esta “Internet profunda”, conocida como darknet, mucho más organizada y oculta.

La red oscura aglutina una comunidad de personas y organizaciones a nivel mundial en la que prima la protección de la identidad de los usuarios. Para moverse por la darknet existen muchos tipos de redes, como CJDNS o TOR, que nacieron por la necesidad que ciertas personas tenían de que su contenido no fuera público ni fácilmente accesible debido a sufrir persecuciones políticas e ideológicas. Pero, al lado de las luces que proyectan ideas tan nobles como la de la libertad de expresión en regímenes opresores, surgen las sombras de la delincuencia y el crimen.

 Navegación anónima

TOR, The Onion Router, utiliza un enrutamiento entre servidores para ocultar la dirección IP de origen, cifrando en cada conexión todo el tráfico, y por tanto haciendo imposible ir hacia atrás para saber quién está detrás de la conexión. De esta forma, se hace imposible conocer quién está detrás de cada conexión a la web oscura, por lo que se convierte en el espacio perfecto para las actividades de pedófilos, estafadores o terroristas.

El problema con la darknet es que la jurisdicción, que está basada en el territorio donde tiene competencia, no puede actuar en ella. Como no se conoce dónde se cometen los delitos ni quién los comete, es imposible actuar contra ellos. Es muy difícil determinar cuál es el ámbito de actuación sin encontrar los servidores físicos que sustentan esas web. Localizar estos servidores es una tarea de la que se ocupan, además de los cuerpos de seguridad de cada país (como el FBI), organismos internacionales como Europol.

Comercio ilegal

En la red oscura puede adquirirse todo tipo de productos, desde acceso a descargas de contenido ilegal o pedófilo hasta la adquisición de armas y explosivos. Constituye el nuevo y más grande bazar ilegal del mundo.

Para realizar las transacciones dentro de la red oscura, y garantizar por tanto que no se pueda rastrear el movimiento, todo se hace por medio de las criptomonedas. La más utilizada es bitcoin, una divisa virtual creada en 2009 que es comprada y vendida en internet con dinero real. Un bitcoin cuesta alrededor de 209,78 euros.

Para evitar que puedan relacionar también esas monedas con una persona en concreto, dentro de la red oscura se ofrecen servicios de lavado de dinero.  El sistema funciona de manera que se crea una cesta virtual donde todo el mundo deposita sus bitcoins, se mezclan, y ya es imposible seguirles el rastro.

Como ve, querido lector, Internet es mucho más que navegar de web en web y afecta, y mucho, a la seguridad informática. ¡Extreme las precauciones!

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =