Recusación y tacha del perito informático 2


Peritaje informático: Hoy voy a hablarles sobre los supuestos en los que se puede practicar la recusación y tacha del perito informático en un proceso judicial así como la habitualidad de falta de titulación.

Recusación y tacha del perito informático

Recusación y tacha del perito informático

Como ya sabrán, uno de los medios de prueba aceptados en los procesos judiciales es el de la intervención de un perito, en nuestro caso, un perito informático, los cuales actúan cuando son necesarios conocimientos científicos y técnicos en el ámbito de la informática al objeto de valorar hechos o circunstancias relevantes.

Pues bien, en ciertos supuestos se puede dar la recusación y tacha del perito informático, quedando su trabajo sin efecto al objeto de emitir sentencia sobre el asunto en litigio.

Recusación de un perito informático

Según el artículo 343 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, únicamente los peritos informáticos designados judicialmente podrán ser recusados. Las circunstancias de recusación las marcan la Ley Orgánica del Poder Judicial, en su artículo 219, y la Ley de Enjuiciamiento Civil en su artículo 124. En lo que concierne a los peritos las causas son:

  1. El vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco por consanguinidad o afinidad dentro del cuarto grado con las partes o el representante del Ministerio Fiscal.
  2. El vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco por consanguinidad o afinidad dentro del segundo grado con el letrado o el procurador de cualquiera de las partes que intervengan en el pleito o causa.
  3. Ser o haber sido defensor judicial o integrante de los organismos tutelares de cualquiera de las partes, o haber estado bajo el cuidado o tutela de alguna de éstas.
  4. Estar o haber sido denunciado o acusado por alguna de las partes como responsable de algún delito o falta, siempre que la denuncia o acusación hubieran dado lugar a la incoación de procedimiento penal y éste no hubiera terminado por sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento.
  5. Haber sido sancionado disciplinariamente en virtud de expediente incoado por denuncia o a iniciativa de alguna de las partes.
  6. Haber sido defensor o representante de alguna de las partes, emitido dictamen sobre el pleito o causa como letrado, o intervenido en él como fiscal, perito o testigo.
  7. Ser o haber sido denunciante o acusador de cualquiera de las partes.
  8. Tener pleito pendiente con alguna de éstas.
  9. Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes.
  10. Tener interés directo o indirecto en el pleito o causa.
  11. Haber ocupado cargo público, desempeñado empleo o ejercido profesión con ocasión de los cuales haya participado directa o indirectamente en el asunto objeto del pleito o causa o en otro relacionado con el mismo.
  12. Haber dado anteriormente sobre el mismo asunto dictamen contrario a la parte recusante, ya sea dentro o fuera del proceso.
  13. Haber prestado servicios como tal perito al litigante contrario o ser dependiente o socio del mismo.
  14. Tener participación en sociedad, establecimiento o empresa que sea parte del proceso.

Tacha de un perito informático

Según el artículo 343 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, los peritos informáticos de parte no podrán ser recusados, pero si tachados, en alguno de los siguientes casos:

1.º Ser cónyuge o pariente por consanguinidad o afinidad, dentro del cuarto grado civil de una de las partes o de sus abogados o procuradores.

2.º Tener interés directo o indirecto en el asunto o en otro semejante.

3.º Estar o haber estado en situación de dependencia o de comunidad o contraposición de intereses con alguna de las partes o con sus abogados o procuradores.

4.º Amistad íntima o enemistad con cualquiera de las partes o sus procuradores o abogados.

5.º Cualquier otra circunstancia, debidamente acreditada, que les haga desmerecer en el concepto profesional.

Es de especial el supuesto 5º, que se da con mucha frecuencia como les voy a mostrar a continuación.

Peritos informáticos de parte sin titulación oficial en el ámbito de la informática

Aunque parezca increíble, la inmensa mayoría de “supuestos” profesionales que ofrecen servicios como perito informático de parte no poseen titulación oficial alguna en el ámbito de la informática. De hecho, este perito ha tenido que contender en numerosas ocasiones contra peritos informáticos que en realidad eran delineantes, economistas e, incluso, de Bellas Artes, con el consabido resultado de la anulación de sus tesis a la hora de dictar sentencia.

Muchas veces, por desconocimiento del letrado actuante, no se procede a la recusación y tacha del perito informático, así como de las tesis por él sostenidas.

Les voy a dar algunas indicaciones que les sirvan para reconocer a este tipo de falsos peritos informáticos y proceder a su tacha razonada en Audiencia Previa:

  1. No aparece referencia explícita a la titulación del perito firmante.
  2. Aparece referencia a una titulación extranjera.
  3. Indican poseer un Máster en el ámbito del peritaje informático, pero omiten qué titulación oficial poseen.

Por experiencia, en todos estos casos, el supuesto perito informático no es tal, y no posee titulación oficial como se exige por el artículo 340 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Consecuencias de la recusación o tacha del perito informático

La recusación y tacha del perito son circunsancias no deseables durante el litigio, ya que puede resultar anulado un testimonio fundamental para el conocimiento de los hechos, y dar al traste con los intereses de la parte contratante de dicho perito.

Así mismo, otra circunstancia adversa es el descubrimiento de circunstancias de recusación y tacha del perito, o al menos, la inducción a la duda razonable a jueces y fiscales sobre las mismas, más si cabe, la sospecha de impericia del perito informático durante la vista. Abundan los casos en los que el juez no toma en consideración la prueba pericial informática al no encontrarla suficientemente sustanciada, bien por percepción propia de que el perito informático no es profesional, bien por el concurso de un perito informático titulado y con mayor conocimiento y práctica que lo demuestre fehacientemente.

A los letrados les recomiendo que exijan a los peritos informáticos que vayan a actuar de su parte que exijan:

  1. Bien acreditación del profesional como profesional colegiado, que es lo ideal por garantías deontológicas adiconales e intervención del órgano colegiado en caso de conflicto.
  2. Bien una declaración jurada del perito asegurándole que no incurre en ninguno de los supuestos de recusación o tacha.

¡Extreme las precauciones a la hora de contratar un perito informático! Aunque parezca increíble, la mayoría de los peritos informáticos ni tan siquiera están titulados y que además desconocen las responsabilidades civiles y penales en las que incurren por ese hecho.

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =

2 ideas sobre “Recusación y tacha del perito informático