El perito informático en la defensa penal

La actuación del perito informático en la defensa penal es básica a la hora de esclarecer los hechos ante una acusación penal sustentada en evidencias digitales, del tipo que sean. En España la defensa puede, y debe, solicitar su intervención para valorar las circunstancias relevantes de un asunto o comprobar su veracidad siempre que se aporten de contrario evidencias digitales.

El delito penal

Conviene aclarar qué es un delito penal. Según el Artículo 10 del Código penal "son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley"

El concepto legal dispone pues, que los delitos son “acciones u omisiones” , es decir, actos realizados por el ser humano de forma consciente, y “penadas por la ley”, expresión que hace referencia al requisito de tipicidad de los delitos y a la exigencia de señalamiento legal de pena. Además, en virtud de lo dispuesto por el referido artículo, los delitos únicamente pueden consistir en  acciones u omisiones dolosas o culposas. Además de la acción, es constitutiva de delito, según nuestro Código Penal la omisión, de modo que tendrán la consideración de delictivos los comportamientos de aquellas personas que no han hecho formalmente nada para evitar el daño.

perito informático en la defensa penal

Caso real de acusación indebida por pornografía infantil

Para ilustrarles la importancia de tener de su parte un perito informático en la defensa penal usaré una noticia aparecida en medios hace escasas fechas. En ella, un bilbaíno fue acusado indebidamente de un delito de pornografía infantil. Varios agentes de Policía Nacional se personaron en su domicilio y le dijeron que estaba acusado de formar parte de una red mundial que compartía y distribuía pornografía infantilen la red oscura de internet y que debían registrar su piso, procediendo además a su detención.

Se dio una cadena de errores entre los que destacan el baile de un número en la dirección IP que el FBI proporcionó a la Policía Nacional en el marco de una operación internacional contra la pornografía infantil. Así mismo la Policía Nacional indicó que se encontró diverso material pornográfico en el ordenador de este ciudadano y se pedían varios años de prisión en proceso penal.

Ante esta circunstancia este ciudadano tuvo que gastar 14.000€ en contratar a un perito informático para su defensa penal que echó por tierra el informe de la Policía Nacional mediante un contraperitaje informático, demostrando que el técnico de la Policía Nacional estudió el ordenador de otra persona.

El papel del perito informático en la defensa penal

Así pues, el trabajo del perito informático en la defensa penal consiste en refutar los elementos probatorios digitales aportados de contrario, sometiendo a examen su autenticidad e integridad, ya sea realizando un nuevo análisis de las evidencias digitales, ya sea demostrando errores cometidos por la parte que los aporta al proceso penal que supongan duda razonable en cuanto a la autenticidad e integridad de los mismos.

Estos son algunos de los aspectos que examina un perito informático en la defensa penal:

Capacitación de quien aporta la evidencia digital de contrario

Lo primero que debe hacer el perito informático en la defensa penal es examinar el grado de cualificación de la persona o personas que aportan las evidencias digitales de contrario. Si se diera el caso de que el perito informático contrario no posee titulación oficial en informática, su dictamen será refutado y los elementos de prueba anulados. Así mismo, si ni tan siquiera se aporta un informe pericial informático con la acusación, la prueba puede ser impugnada.

Tenga muy en cuenta que la refutación del perito informático contrario o la impugnación de la prueba no pueden ser realizadas de forma meramente retórica. Se requiere un informe de otro perito informático que sustente la refutación o impugnación de forma técnica y argumentada.

Contaminación de evidencias digitales y ruptura de la cadena de custodia

Se examina la forma en la que se han obtenido las evidencias digitales usadas para sustentar la acusación penal. El perito informático examina si se ha documentado correctamente la situación en la que se encontraban las evidencias digitales, la forma en la que se han aislado y obtenido desde el entorno en el que se encontraban, y la certificación mediante su firma hash de que la información obtenida es idéntica a la original. En definitiva se examina si se ha garantizando la cadena de custodia.

De no cumplirse lo anterior, la evidencia digital perdería su valor probatorio, y todas las conclusiones basadas en la misma, suprimidas.

Errores de metodología

El perito informático examina que la metodología utilizada para el tratamiento de las evidencias digitales que sustentan la acusación penal sea de amplia aceptación, susceptible de aportar unos resultados predecibles en función del estado de la técnica. Es decir, no se pueden usar técnicas sacadas de la chistera del perito de turno, sino técnicas ampliamente utilizadas, como el análisis de metadatos en ficheros electrónicos, estudio de código MIME de correos electrónicos, clonado forense de discos duros, etc…

Insuficiente documentación de los trabajos realizados

El perito informático en la defensa penal examina si la extracción de información a partir de las evidencias digitales está lo suficientemente documentada para permitir que cualquier otra persona, experta o no, pueda recrear exactamente dicha tarea, debiendo obtener exactamente el mismo resultado. De no documentarse suficientemente este aspecto, el perito informático que ejerce la defensa penal puede sembrar duda razonable sobre si la información extraída se corresponde con las evidencias digitales intervenidas o si ha habido un error de análisis.

Errores de valoración y conclusiones insustanciadas

El perito informático en la defensa penal examina el desarrollo lógico seguido para la obtención de contrario de una serie de conclusiones inferidas a partir de las evidencias digitales obtenidas. Las conclusiones deben asumir o negar de forma indubitada unos determinados hechos, o deben poder inferirse a partir de hechos accesorios sustentados de forma indubitada.

Es decir, las conclusiones deben sustentarse a partir de la información extraída de las evidencias digitales capturadas y en metodologías conocidas que permitan llegar a dichas conclusiones de forma racional, lógica y argumentada.

TE PUEDE INTERESAR

Una de las labores fundamentales del perito informático es la ratificación en sede judicial de su informe pericial, sometiéndose a contradicción de las partes y a cuantas aclaraciones precise el Tribunal.

Leer más

Comparecencia del perito informático en la defensa penal

Por último, el perito informático en la defensa penal deberá comparecer ante la autoridad judicial, debiendo ser capaz de explicar a juez, fiscalía y a las partes las conclusiones de su informe pericial informático, así como en qué aspectos la parte contraria ha incurrido en error u omisión.

Dada la naturaleza penal del hecho juzgado, este tipo de comparecencias suelen ser muy tensas, exigiendo al perito informático una gran capacidad tanto de discurso como de saber estar, así como sortear diversas trampas dialécticas y, sobre todo, no divagar. Así mismo, en muchos casos resulta necesario el careo del perito informático que ejerce la defensa penal con el técnico de la parte contraria, sea otro perito informático o bien un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así mismo, resulta de gran ayuda el visado del dictamen pericial informático frente a un dictamen de un perito no colegiado.

Qué tener en cuenta al contratar perito informático para defensa penal

Dado lo mucho que normalmente se juega la parte en una defensa penal, hay que hilar muy fino a la hora de contratar a un perito informático. Estas son algunas pautas a seguir:

  1. Exija al perito informático que le acredite fehacientemente estar en posesión de titulación oficial de informática. De no hacerlo se arriesga a perder la causa.
  2. Exija al perito informático que le acredite tener un seguro de responsabilidad civil profesional que cubra daños en caso de no actuar correctamente
  3. Requiera al perito informático que la acredite su situación de profesional colegiado y habilitado, esto es, sin sanciones disciplinarias que le impidan ejercer la profesión.
  4. Consulte al perito informático si está en situación de obtener el visado colegial del informe pericial informático que se le va a requerir. Este aspecto añade mucha credibilidad ante un tribunal de justicia.
  5. Asegúrese de que, además de conocimientos técnicos suficientes, el perito informático posee los suficientes conocimientos jurídicos. En muchas ocasiones el aspecto procesal que rodea a las evidencias digitales es tanto o más importante que el examen técnico de las mismas.

Contar con un perito informático que no cumpla alguno de estos requisitos, o peor, todos, puede lastrar la defensa penal, más aún si las evidencias digitales son pruebas de cargo sobre las que se sustenta la causa.

mm

Sobre 

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Estoy especializado en defensa penal, aunque también actúo en los órdenes civil, social, mercantil y contencioso-administrativo

    Puedes encontrar más sobre mi en:
  • facebook
  • googleplus
  • linkedin
  • twitter
¿Qué le ha parecido la información?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =

A %d blogueros les gusta esto: