Injurias en grupos de Whatsapp para padres de alumnos


Injurias en grupos de Whatsapp para padres de alumnos

Injurias en grupos de Whatsapp para padres de alumnos

Muchas veces como perito informático veo que los grupos de Whatsapp para padres de alumnos hacen que problemas aislados con los profesores se conviertan en problemas colectivos, pudiendo incurrir en un delito de injurias y calumnias contra el docente.

Desde hace un tiempo, los grupos de WhatsApp han ocupado el lugar de los corrillos que se formaban a la salida del colegio. Por tratarse de un fenómeno nuevo, a veces no los manejamos bien. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

Que nuestras opiniones sean propias

Hay veces que el clima hostil hacia el docente empieza antes que las clases. Podría darse el caso de que el docente no sea bueno, claro, y que las críticas estuvieran justificadas. Pero también hay ocasiones en las que sencillamente los métodos de un docente, aunque sean válidos, no convencen a todos. O podría ser que los comentarios negativos se debieran a una mala experiencia aislada. Sea como sea, lo mejor es confiar en las capacidades del docente y dejar pasar un tiempo para formarnos una opinión. Así evitaríamos que problemas individuales se conviertan en problemas colectivos.

Hay unos cauces establecidos para las quejas

Es normal que la gente use los grupos para desahogarse, pero debemos mantener el respeto y saber que esos grupos no solucionan los problemas. En caso de que hubiera algún problema grave, lo recomendable es hablarlo primero con el docente. En caso de que no funcione, los padres pueden acudir a la dirección del centro. Y en caso de que esto tampoco funcione, queda el recurso de la Inspección de Educación. Los padres tienen todo el derecho de acudir a la Inspección, pero a veces los problemas tienen una solución más sencilla.

Crear un clima agradable

Los grupos de WhatsApp generan cierta presión grupal. En los grupos de padres, si no te sumas a las quejas, podría parecer que no se preocupa lo suficiente por los niños. Por tanto, como perito informático les recomiendo promover un clima en el que todo el mundo se sienta cómodo para verter sus opiniones personales, aunque no coincidan con las de la mayoría.

No le quitemos responsabilidad a nuestros hijos

Los deberes de los hijos ocupan buena parte de las conversaciones en estos grupos: que si son muchos, que si son pocos… Si hay alguna queja, lo mejor es hablarlo con el docente. También suele haber muchas peticiones del tipo: “A mi hijo no le ha quedado claro si tocaba hacer este ejercicio o aquel” o “Mi hijo se ha olvidado las fichas en clase, ¿me las podéis pasar por WhatsApp?”. Como perito informático no creo que sea bueno empeñarse en solucionar los problemas de los hijos: hay respetar su autonomía y su capacidad de decisión. Y si en algún momento se equivocan, será bueno que aprendan a asumir su responsabilidad. Si resolvemos todo el rato sus problemas, al profesor no le llegará una información adecuada sobre el niño, y no podrá buscar las herramientas necesarias para enseñarle bien.

Delito de injurias y calumnias contra el docente

Los delitos de injurias y de calumnias se encuadran en los delitos contra el honor recogidos en el Título XI de la Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal.

Delito de calumnias:

Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Las calumnias serán castigadas con las penas de prisión de seis meses a dos años o multa de doce a 24 meses, si se propagaran con publicidad y, en otro caso, con multa de seis a 12 meses.

Delito de injurias:

Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves. Las injurias que consistan en la imputación de hechos no se considerarán graves, salvo cuando se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses.

Cuidado con lo que escribimos en grupos de Whatsapp

Como ha podido ver, escribir insultos u opiniones controvertidas contra un docente a través de un grupo de whatsapp, es constitutivo de delito, con lo que como perito informático les recomiendo que respiren profundamente antes de empezar a teclear, a veces auténticas barbaridades, contra la labor de un docente a través de un grupo de whatsapp de padres de alumnos. ¡Evítese problemas!

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =