¿Es legal espiar a un hijo en internet?


Peritaje informático: ¿Es legal espiar a un hijo en Internet? Seguro que muchos progenitores se hacen esta pregunta. Como perito informático voy a desgranarles el asunto.

Perito informático Espiar a un hijo en internet

¿Es legal espiar a un hijo en internet?

Muchos padres comienzan por hacerse perfiles falsos en redes sociales para agregar a sus hijos y poder supervisar su actividad en las redes. Hay que recordar que espiar online a un hijo sería similar a seguirle antiguamente hasta un centro comercial y escuchar a escondidas las conversaciones con sus amigos. Eso demuestra que no confía en su hijo y, si eso sucede, lo que se debe hacer es establecer límites y fronteras en el uso de Internet de sus hijos. Hay que permitir a los adolescentes un cierto tiempo cada día para usar Internet, con un acuerdo previo. Para un adolescente es muy fácil encontrar vías alternativas para escapar del control de sus padres, bien abriendo cuentas con otros perfiles o bien usando Internet en casa de un amigo, por lo que la vía del diálogo debre primar.

¿Qué dice la ley?

Los menores tienen derecho a la intimidad personal, así como a la inviolabilidad de la correspondencia y al secreto en las comunicaciones, lo que quiere decir que sus Whatsapp, sus mensajes de Facebook o sus correos electrónicos son suyos y no se pueden espiar libremente, tal y como indica la Ley Orgánica 1/1996 de protección jurídica del menor.

El Código Civil también hace mención a este asunto en los artículos 154 y 155, donde, entre otras cuestiones, dicta que los hijos no emancipados están bajo la potestad de los padres. “La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a su integridad física y psicológica”, sentencia. “Esta potestad comprende los siguientes deberes y facultades: 1.º Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral. 2.º Representarlos y administrar sus bienes (…). Los padres podrán, en el ejercicio de su potestad, recabar el auxilio de la autoridad”

He decidido espiar a mi hijo: ¿Cómo actúo?

No es lo ideal, como se ha mencionado antes, pero si finalmente decide espiar a su hijo deberá respetar siempre estos tres principios:

  1. Principio de necesidad: ha de otorgarse preferencia a medios convencionales de control, lo menos invasivos posibles, debiendo concurrir una causa justificada que haga necesario el acto de injerencia;
  2. Principio de finalidad: el acceso a los datos del hijo ha de realizarse con fines determinados, explícitos y legítimos.
  3. Principio de transparencia: el control secreto de las comunicaciones no está amparado por la ley.

Queda claro que no puede espiar a su hijo por iniciativa propia, debiendo contar con el permiso de la autoridad competente y con la actuación de un perito informático colegiado.

En conclusión

En resumidas cuentas cabe concluir:

  • Espiar a su hijo significa que no confía en él. Agote primero todas las vías de diálogo posibles.
  • Si finalmente decide espiar a su hijo sepa que no es legal a no ser que cuente con el permiso de la autoridad competente.

Tenga cuidado. La intervención ilegal de comunicaciones es un delito penal castigado con penas de prisión y fuertes multas, aunque el intervenido sea su hijo menor de edad. Consulte siempre a un perito informático antes de tomar ningún curso de acción.

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =