Situación de la robótica en agricultura


Hoy les comentaré sobre la situación de la robótica en agricultura y los desafíos a los que se enfrenta.

Situación de la robótica en agricultura

Situación de la robótica en agricultura

Antes que nada cabe preguntarse:

¿Cuándo se produce la adopción de una nueva tecnología?

Las condiciones que por fuerza deben de darse para que el sector agroindustrial adopte soluciones basadas en robótica se fundamentan en dos variables: costes y valor percibido. Cuando el valor percibido es superior al coste de adquirir un producto o servicio, se produce su adopción. Dichas variables se relacionan en las distintas fases de evolución tecnológica, a saber:

  • Investigación y desarrollo puro: En esta fase se trata de generar conocimiento teórico como solución aplicada a la problemática objeto de estudio. Supone costes temporales y económicos muy elevados y el valor percibido por el usuario final es prácticamente nulo.
  • Prototipado temprano o de concepto: Tras la resolución teórica de la problemática se trata de implementar y probar dicha solución. Normalmente en la fase de prototipado temprano sigue habiendo mucha labor de investigación y desarrollo, reformulando la solución teórica sobre la marcha. Los costes económicos siguen siendo muy elevados, aunque algo menos que en la fase anterior, ya que, cuando menos, ya se tiene un enfoque y un camino a seguir. El valor percibido por el usuario final no es nulo, dado que ya empieza a haber soluciones tangibles, pero sigue siendo muy bajo.
  • Prototipado comercial: Tras la depuración y reformulación de la solución teórica a través de los prototipos tempranos, se implementa ya un prototipo comercial con el que comprobar sobre el terreno si, efectivamente, se alcanza la solución buscada. En esta fase los costes son mucho más reducidos, dado que ya tenemos una solución implementada, aunque siguen siendo considerables. El valor percibido por el usuario final es más elevado, aunque todavía insuficiente para adoptar la solución.
  • Solución incipiente: En esta fase, la solución ya ha sido adoptada por varios usuarios finales y está operando, si bien de forma no demasiado eficiente y con unos costes de adopción y/o mantenimiento importantes. Por primera vez el valor percibido por el usuario final es superior al coste, lo que hace que se produzca la compra de la solución. Sin embargo, en esta fase el diferencial entre valor percibido y coste es positivo, pero reducido. Cuanto mayor sea el diferencial en esta fase, mayor será la penetración en el mercado de la solución.
  • Solución madura: Gracias al Know-How obtenido del uso de la solución tecnológica sobre el terreno se perfecciona la solución temprana para obtener una mayor eficiencia y, por procesos de economía de escala, se reducen los costes de la solución. En esta fase se alcanzan las mayores cotas de valor percibido y los menores costes, alcanzando los límites de mercado para la solución.
  • Obsolescencia: En un momento dado, el valor percibido disminuirá, bien de forma brusca, bien de forma paulatina por la aparición de otras soluciones sustitutivas de la nuestra que serán más baratas y/o más eficientes en la resolución de la problemática.

Situación actual del mercado de robótica agraria

Según lo visto en el punto anterior, y dadas las tareas a acometer en el campo, la situación de la tecnología actual es, con carácter muy general, la siguiente:

Cultivos intensivos

  • Preparación de suelos: Prototipado temprano.
  • Plantación: Prototipado temprano.
  • Producción: Prototipado temprano.
  • Recoleccion: Prototipado temprano.
  • Postrecolección: Solución incipiente (con matices)

Cultivos extensivos

  • Preparación de suelos: Prototipado comercial
  • Plantación: Prototipado comercial.
  • Producción: Prototipado comercial.
  • Recolección: Prototipado comercial.
  • Postrecolección: Solución incipiente (con matices)

Como puede verse, las soluciones para cultivos extensivos están algo más maduras dado a que, frente a los cultivos intensivos, sobre todo los realizados bajo plástico, no tienen las limitaciones de espacio de trabajo, condiciones ambientales o recolección selectiva, por ejemplo. Es importante matizar que en la fase de postrecolección sí se pueden observar soluciones comerciales, pero derivadas de las ya implantadas en el sector industrial. Esto se da en fábricas cuya materia prima proviene del sector agrario o en plantas de tratamiento y envasado.

Evolución

Claramente, la situación actual de la robótica en agricultura es incipiente. Sin embargo, va a evolucionar por la vía de la maduración de las técnicas y tecnologías en las que se sustenta, que son muchas y complejas.

Según las partes fundamentales de todo robot, las evoluciones podrían ser:

  • Brazo: Aparición de nuevos materiales más ligeros y resistentes.
  • Actuadores: Motores más pequeños y eficientes gracias a avances en nanotecnología y nuevos materiales.
  • Sistema Sensorial: Abaratamiento de los sensores por la vía de la maduración de la tecnología. Mayor eficiencia y menor tamaño gracias a avances en nanotecnología. Aparición de nuevos tipos de sensores con mayores prestaciones.
  • Elemento Terminal: Elementos terminales más ligeros y resistentes por la aparición de nuevos materiales.
  • Unidad de control: Aumento exponencial de la capacidad de proceso, lo que redundará en mayores velocidades de aplicación y mayor agilidad en el manipulado y en el desplazamiento.
  • Alimentación: Mejora en la tecnología de baterías con un mayor aumento de la autonomía.
  • Sistema motriz: Aparición de nuevos sistemas motrices como el maglev (raíl electromagnético) y mejora en la eficiencia de las plantas motrices ya existentes.

En resumen

La aplicación comercial de la robótica en agricultura está aún lejos, lo que no significa que no deba invertirse en estas tecnologías, o mejor dicho, en las tecnologías que la conforman y dan sustento, las cuales, en sí mismas, sí tienen o tendrán una aplicación comercial a más corto plazo y tienen capacidad de atraer inversores.

El aumento de la población mundial hará indispensable la robotización de los campos a fin de poder alimentar a una población creciente con una mano de obra estancada o en disminución, dado lo duras y repetitivas que son muchas de las tareas en los campos.

Muchas de las tecnologías que dan sustento a la robótica en agricultura evolucionan exponencialmente por lo que, pese a lo relativamente precario de la situación actual, se verán pasos de gigante en un periodo de entre 5 y 10 años.

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =