El profesional autónomo con marca propia


Hoy voy a profundizar en uno de los nuevos y potentes nichos de empleo: el profesional autónomo con marca propia

El profesional autónomo con marca propia

El profesional autónomo con marca propia

Les voy a definir muy brevemente las características más destacadas del profesional autónomo con marca propia:

  1. Elevada cualificación. Tienen grandes conocimientos en áreas muy concretas.
  2. Alta versatilidad y movilidad. Se desplazan al cliente y prestan servicios incluso online.
  3. Muy proactivos. 
  4. Marca y visibilidad propias: son directamente responsables de los productos y servicios que prestan. No hay intermediación.
  5. Sueldo y productividad elevados. 

¿Puedo permitirme contratar a un profesional autónomo con marca propia?

Quiero detenerme en este último punto. Si tienen un sueldo elevado, ¿como puede contratar sus servicios una pequeña empresa? Pues bien, este tipo de profesionales, debido a su elevada productividad, pueden prestar un determinado servicio a varias empresas de manera simultánea. Por ejemplo, un ingeniero informático podría realizar la planificación de los sistemas informáticos de 4 pequeñas empresas y dedicar 1 hora diaria para la supervisión de cada una. Podría cobrar 500 euros al mes, un precio bastante competitivo, y conseguir ganar 2000€/mes. Dicha actividad le puede dejar tiempo libre para realizar más actividades como prestar nuevos servicios, realizar cursos de formación continua y un largo etcétera. Además, tiene la ventaja de no depender en exclusiva de un sólo contratante. En este caso podría pasar a ganar 1500€/mes y tener margen de tiempo para buscar un nuevo contratante sin que suponga una merma crítica a sus ingresos.

Flexibilidad laboral de calidad

Así mismo, este modelo no sólo es ventajoso para el profesional, sino también para el contratante de sus servicios. Una de las grandes debilidades del mercado laboral español es su excesiva rigidez, con un coste de despido elevado. Pues bien, el coste de despido de estos profesionales es 0. Si ya no se necesitan sus servicios, no supone ningún coste rescindir sus servicios.. Simplemente se concluye la relación comercial. Ello dinamizará la economía de los países desarrollados hasta niveles insospechados.

Este modelo supone que pequeñas empresas podrán contratar grandes y reputados expertos, aumentando su productividad. ¿Ha pensado en que podría contratar, por ejemplo, al escaparatista jefe de Zara para su pequeña tienda?

El impacto de la revolución digital

La aparición de estos profesionales, está íntimamente ligada a la “Revolución Digital”. Su enorme versatilidad y movilidad se apoya en gran medida en que puede prestar servicios sin moverse de casa. Algunos ejemplos son el uso de Skype para hablar cara a cara con clientes, herramientas informáticas que le permitan acceder fácilmente a toda la información y tomar decisiones y un largo etcétera. En la misma línea, la formación continua es mucho más sencilla y dinámica. El experto puede formarse online a su propio ritmo y conveniencia.

El único pero, es que el profesional está librado a su suerte. Debe buscar clientes para sus servicios y estar muy atento a todos los cambios que hay a su alrededor. Se acabó la comodidad de un contrato fijo en una empresa.

Principios de la economía del s. XXI

Quiero dejarles bien asentados algunos principios capitales para la economía de este s. XXI:

  1. Atomización del mercado. Las grandes empresas tienen más difícil adaptarse a los cambios que las pequeñas.Cuando se producen grandes cambios, el mercado se atomiza. En entornos estables, el mercado se concentra.
  2. Tanto produces, tanto ganas. Si un trabajador, con su labor, genera 1000€, que no espere cobrar 2000€.
  3. Más horas de trabajo no suponen mayor productividad, al contrario.
  4. La estabilidad laboral se sustituye por estabilidad económica. No es dramático trabajar para varias empresas durante un mismo año mientras consigamos mantener nuestro nivel de ingresos.
  5. Son tiempos de gran movilidad y cambio, tanto para empresas como para trabajadores.

Los profesionales con marca propia no cobran por lo que hacen, sino por lo que saben.

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − siete =