La crisis del talento


La crisis del talento

Hoy día se habla en España de crisis económica, pero para nada del origen de todas las crisis que sufre el país: la crisis del talento.

Consultoría informática: La crisis del talentoHoy desayunaba leyendo un artículo muy indicativo de lo que está pasando en el mundo a día de hoy: “James Dyson propone pagarle a los jónvenes para que estudien ingeniería

Y es que este empresario británico tiene auténticos problemas para reclutar ingenieros que mantengan el nivel de competitividad de su empresa. Y lo peor, según este empresario, es que la situación es generalizada en Reino Unido, lo cual pondrá en grave riesgo el futuro a medio y largo plazo.

¿Qué es eso de ser competitivo?

Hay tres formas de ser competitivo en el actual mundo globalizado:

  • Ser el que más barato suministra un producto o servicio: Ello se consigue mediante excelencia operativa y unos costes de mano de obra bajos.
  • Ser el que mejor suministra un producto o servicio: Ello se consigue mediante procesos de I+D+i sostenidos por trabajadores muy cualificados.
  • Ser el único que suministra un determinado producto o servicio: Ello se consigue generando un nuevo mercado, algo nada fácil. Normamente se consigue mediante una mezcla de I+D+i, conocimiento íntimo de los consumidores y excelencia operativa.

En resumidas cuentas, se es competitivo a base de producir barato o de aportar una alta calidad y valor añadido.

¿Por qué se apuesta tanto por atraer talento últimamente?

La respuesta es relativamente sencilla querido lector. Los países del llamado “primer mundo”, tienen un elevado nivel de vida, con una serie de derechos sociales adquiridos, los cuales tiene un coste económico mantener. Estos países no pueden competir en precios con los llamados “países emergentes”, los cuales aspiran a los derechos sociales de los que goza el “primer mundo” pero, al no tenerlos todavía, pueden permitirse unos sueldos medios mucho más bajos que sus competidores más desarrollados. Esto ha originado que, al no poder competir ya en precios, los países del primer mundo sólo tienen una vía para mantener su estatus: atraer talento, invertir en I+D+i y posibilitar modelos de negocio innovadores, todo ello con el objetivo de ofrecer una calidad superior, ya que no pueden competir en precios.

¿Por qué el talento está en crisis?

Muchos países del primer mundo se han dado cuenta que no cuentan con cuerpos profesionales suficientemente grandes y/o desarrollados en las áreas que están vectorizando el cambio mundial, circunstancia que fundamente la crisis del talento:

  • Tecnologías de la Información (informática y telecomunicaciones)
  • Bioingeniería
  • Ingeniería de materiales.
  • Nuevas fuentes de energía.
  • Nuevos modelos de gestión (tanto pública como privada).

Muchas de ellas son disciplinas relativamente nuevas en el campo de la ingeniería o la dirección general de entidades, por lo que no cuentan con el arraigo que tienen otras ramas de conocimiento. Ante ello, hay mucha más demanda que oferta a nivel global, por lo que a los países no les queda más remedio que competir entre ellos por el talento existente.

¿Cómo está España respecto a la crisis del talento?

España no puede estar en una situación más comprometida ante esta crisis del talento. Por un lado, pese a contar con numerosos cuerpos profesionales de reconocido prestigio internacional, no está implementando medidas que permitan desarrollar nuevos modelos de negocio o fuertes inversiones en I+D+i, sino todo lo contrario: es el país 144 del mundo en la lista de facilidades para abrir nuevos negocios, se ha recortado drásticamente la inversión en I+D+i y, para colmo, en un proceso mal llamado de “liberalización”, se pretende acabar con muchos de los cuerpos profesionales con los que cuenta el país. Además, la inversión que está atrayendo España no es para I+D+i, sino fundamentalmente para la compra de inmuebles, es decir, el modelo del ladrillo sigue ahí.

La situación está provocando una drástica rebaja de sueldos (alrededor de -10% de media en 2013) ya que la única manera de competir es en precio. Es decir, España se hunde en un modelo insostenible para un país del primer mundo. Otra consecuencia, además de las bajadas de sueldos, será la pérdida paulatina de los derechos sociales adquiridos, por la imposibilidad de mantenerlos.

Para colmo de males, el talento español, de toda condición, está siendo atraído por otros países del entorno competitivo de España, lo que agudizará todavía más la situación.

¿Qué puede hacerse en España?

La respuesta es sencilla: apostar por el talento propio, muy variado y ya formado, al contrario que muchos de nuestros competidores, e implementar toda clase de medidas que permitan la generación de nuevos modelos de negocio, lo cual pasa por eliminar barreras burocráticas de forma drástica, apostar por nuevos modelos de negocio en alguno de los 4 ejes transformadores a escala mundial y apostar decididamente por el I+D+i.

No hacerlo YA, tendrá graves consecuencias para España. La crisis económica es sólo una de ellas.

¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 7 =