Bases de un producto tecnológico de gran éxito


Bases de un producto tecnológico de gran éxito

Hoy les comentaré  cuáles son las bases de un producto tecnológico de gran éxito y algunos de los riesgos que se corren por usar ese tipo de estrategia digital.

consultoria informatica bases de un producto tecnologico de gran exito

Lo básico

Sirva comentar primero un concepto básico como es el de la rentabilidad económica de un producto o servicio. Dicha rentabilidad no es otra cosa que el ratio entre la inversión realizada para poner ese producto o servicio al alcance del consumidor y la contraprestación que dicho consumidor paga.

Hay dos formas de que un producto o servicio le sea rentable a una empresa:

  1. Vender un gran número con una baja rentabilidad. Esto suele suceder con productos de calidad media o baja.
  2. Vender poca cantidad con una muy alta rentabilidad. Eso suele suceder con productos de calidad alta.

La estrategia a seguir

Los productos tecnológicos tienen altas dosis de innovación y unos elevados costes en I+D+i, ya que aportan nuevas soluciones al mercado. Por ello, es un error, salvo en contadas excepciones, ofertar un producto tecnológico innovador con la estrategia de vender mucho y barato. Por ello, el producto deberá de ofertarse a un segmento muy concreto, en una cantidad limitada y con una alta rentabilidad.

Bien aspiracional

Visto lo anterior, el producto tecnológico de éxito no solo debe resolver de forma aceptable un determinado problema, sino que debe suponer una clara distinción para su poseedor respecto de los que no lo tienen. El consumidor busca distinguirse socialmente por el uso de este tipo de productos y servicios dentro de su ámbito, ya sea personal o profesional.

Por ello, se debe tener muy en cuenta una nueva variable además de la alta rentabilidad y la producción limitada: la calidad del producto o servicios. Si el precio es alto, la calidad también debe de serlo, o los consumidores recharazán el producto o servicio que se les propone.

La imagen corporativa

Como he comentado anteriormente, el consumidor busca distinguirse socialmente. Por ello, una nueva variable imprescindible es la imagen corporativa y el poder de la marca que comercializa el producto o servicio. Ejemplos claros de ello los tenemos en la automoción: pese a que un determinado vehículo sea genial, hay quien adquiere un coche por ser Mercedes, BMW o Ferrari, por ejemplo. Estas marcas aportan estatus social a las personas que adquieren sus productos.

Por ello, la política de comunicación y la proyección de marca son variables determinantes para crear un producto tecnológico de gran éxito.

Los peligros de este tipo de estrategias

Toda esta estrategia tiene un peligro inherente: abstraerse en la comunicación, la imagen, la investigación y el desarrollo. No hay que perder nunca de vista que, en última instancia, el producto o servicio debe de cubrir una necesidad de un determinado segmento social, y además hacerlo de la mejor forma posible.

Con el tiempo, las rentabilidades de todo producto o servicio tienden a bajar, y se puede llegar a caer en un error que puede condenar nuestra compañía: disminuir la calidad para abaratar costes y/o dejar de invertir en I+D+i y en comunicación.

En resumen

Todo producto o servicio tecnológico de gran éxito tendrá las siguientes características mínimas

  • Elevada rentabilidad.
  • Elevada calidad percibida.
  • Acceso limitado por parte del mercado.
  • Destinado a un segmento de mercado muy concreto y definido.
  • Su consumo o adquisición aporta distinción social a su usuario.
  • Lo comercializa una compañía con una marca muy reconocida por el mercado.
¿Qué te ha parecido la información?
Comparte esto:

mm

Acerca de Pedro De La Torre

Soy perito informático judicial colegiado, legalmente habilitado para actuar ante los tribunales de Justicia, conferenciante y ponente habitual en jornadas sobre peritaje informático, ciberseguridad y tecnologías de la información. Consultor especializado en estrategia digital y seguridad de la información.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + once =